Hugo Munsterberg

Hugo Munsterberg es el autor del primer estudio de teoría del cine “The Photoplay, a Psycological Study”. Lo escribió en 1916, años en que empezaron a producirse las películas de grandes argumentos como “El nacimiento de una nación”. Estas grandes películas y la fascinación que provocaban en el espectador animaron a Munsterberg a elaborar un estudio teórico sobre el proceso cinematográfico. Su estudio siempre estuvo en la parte del espectador y no en la de los creadores. En eso fue decisiva, seguramente, la vinculación a la psicología de la escuela de la Gestalt y su interés en los estudios de la percepción visual. En esto, Hugo Munsterberg se anticipó a Arnheim, aunque no alcanzaría el reconocimiento y la trascendencia de este último.

Hugo Munsterberg nació en Danzig, Alemania, el 1 de junio de 1863. En su infancia respiró un ambiente culto y artístico gracias a su madre, una artista que continuó con la pintura mientras cuidaba de sus cuatro hijos. En 1882 empieza sus estudios de psicología social en la Universidad de Leipzig. En 1883 asistió a varias conferencias impartidas por Wilhelm Wundt, padre de la psicología experimental, rama a la que Munsterberg se dedicaría de lleno, entrando como discípulo suyo en el laboratorio de psicología en Leipzig. En 1992 se traslada a Harward invitado por William James para dirigir el laboratorio psicológico de aquella universidad. Durante los siguientes tres años alcanzó gran prestigio y le ofrecieron plaza fija en Harward, donde volvería años después y permanecería allí hasta su muerte en 1916.

Fue uno de los pioneros en introducir la psicología en Norteamérica. Su interés por compaginar psicología y vida le llevó a realizar numerosos estudios de psicología aplicada. Contribuyó a la aplicación de la psicología en el terreno judicial con estudios sobre la fiabilidad de los testigos oculares (On the witness Stand, 1908). Se interesó por numerosas enfermedades mentales obteniendo diversos éxitos en sus técnicas de tratamientos sobre alucinaciones, fobias, desórdenes sexuales… (psychoterapy, 1909). En 1913 apareció su libro “The Psychology of the Industrial Efficiency” sentando las bases de la psicología industrial.

Entre otros estudios, Hugo Munsterberg publicó en 1916, el mismo año de su muerte, “The Photoplay, a Psychological Study“. No solo es el primer estudio teórico sobre el cine sino que su contenido es el más directo y de una clarividencia asombrosa. Hoy en día nos resulta curioso que haya estado en el olvido hasta su redescubrimiento durante los años setenta.

El libro se divide en una introducción histórica y dos partes: una psicología del cine y una estética. En la historia del cine, Munsterberg diferencia claramente por una parte los inventos tecnológicos que hacen posible la proyección de imágenes en movimiento y, por otra, la evolución en los usos de ese medio por la sociedad. En esa evolución distingue tres etapas: La primera es el simple juego visual, la fascinación por el invento y la mera contemplación de imágenes en movimiento. La segunda etapa es en la que el cine cumple importantes funciones sociales como la educación y la divulgación documental de hechos y acciones. Y por último, la tercera etapa es en la que se hace servir de la fantástica capacidad del cine por narrar historias y conecta directamente con la mente del hombre. De hecho, identifica la materia prima con la que se nutren las películas con la mente humana. Como espectadores vemos el movimiento no solo porque nuestra retina mantiene una fracción de segundo el estímulo percibido, sino que también es debido al proceso mental de interpretación de esos estímulos que se produce en el cerebro.

Este razonamiento llevó a Munsterberg a concebir la mente del hombre como la materia prima del cine. Los directores y realizadores trabajan con los elementos de la mente humana para construir la narrativa que provoque emociones en el espectador. Es un estudio teórico basado en el lado del espectador y centrado en la experiencia de contemplar una película de ficción. Munsterberg no dedica esfuerzos al estudio de la técnica, de la toma de imagen, la escala de planos… Es más, la escala de planos cobra sentido desde la percepción por una actividad humana básica que es la atención. Cuando la persona focaliza su atención en un punto está realizando un primer plano. Munsterberg concebía el proceso cinematográfico como un proceso mental y por eso pensaba que el cine es el arte de la mente al igual que la música es el arte del oído o la pintura el de la vista.

Los comentarios están cerrados.